Victor CodinaEsta es la pregunta que surge al leer al teólogo católico holandés-brasileño Eduardo Hoornaert. El autor parte de la situación de miseria del campesinado ruso en tiempo de los zares y de las diversas reacciones de Marx y Bakunin. Ambos se indignan ante la miseria del pueblo, pero mientras Marx propone la toma del poder y la dictadura del proletariado en orden a una sociedad sin clases, Bakunin desconfía radicalmente del Estado, pues en vez de buscar el bien del pueblo, se corrompe. Hoornaert dice que la historia da la razón a Bakunin, el poder del Estado se corrompe: Stalin, Hitler, Mussolini, Franco, Salazar… e incluso el PT del Brasil. En este contexto el autor se interroga sobre si Jesús fue anarquista como afirman algunos historiadores judíos. Hasta aquí Hoornaert.

Jesús en efecto aunque tenía autoridad, no tuvo poder económico ni político, rechazó ser elegido rey, criticó a los gobernantes que oprimen al pueblo y se hacen llamar bienhechores, privilegió a los pobres y murió en la cruz. Pero al mismo tiempo Jesús eligió a 12 apóstoles y a su cabeza Pedro, para que llevasen adelante su proyecto del Reino.

Es peligroso y anacrónico proyectar sobre Jesús categorías ideológicas de otros tiempos.  Jesús no fue comunista ni anarquista, no se movió por ideologías sino por el Espíritu y el evangelio del Reino de Dios. Pero lo que sí queda claro es que tanto el Estado como la Iglesia  deben continuamente cuestionarse para no corromperse y han de convertirse continuamente al Reino de Dios.

Jesús

Imagen extraída de: Pixabay

4 Comentarios

  1. Quizás sea «peligroso» y anacrónico proyectar sobre Jesús ideologías de otros tiempos, pero también es sumamente agobiante esa supuesta originalidad que se le da al cristianismo, cuando bastante de su mensaje coincide con muchas corrientes espirituales y religiones más antiguas que él.

  2. Si fue el primer anarquista pacifista del mundo, todo se puede entender de sus propias palabras, el mismo dijo que vino a servir y no ser servido es el rechazo («Ser Rey de Reyes», practico la horizontalidad), rechazo el Estado(«Al Cesar lo que es del Cesar», su principio de no resistencia lo llevo a ser crucificado), rechazo la Iglesia(«¡No he venido a abolir la ley, sino a darle cumplimiento!», se gano el odio de los sacerdotes judíos por hablar con el corazón) y también rechazo el Mercado(“No pueden servir a Dios y a Mammón[Demonio de la avaricia]”); en resumen se demuestra su rechazo a las instituciones corruptas coactivas totalitarias pero no con violencia, que la única verdad era amar a tu prójimo como a ti mismo(Amar,Dar y Perdonar) y que el Reino de Dios esta en nuestro interior el resto es una tergiversación por parte de su apóstol Pablo de Tarso y el emperador Constantino I por eso a nuestros días el cristianismo llego como un fanatismo enfermizo que sirve como control social para así no actuar y cambiar el sistema practicando lo que predico Jesús al pie de la letra, por eso se creo un cuento de hadas como el juicio final para no crear el paraíso en la tierra y permitir la maldad(Protocolos del Ego y Poder) en eso coinciden todos los filósofos sabios(Tolstói) pero no los teólogos dogmáticos(Vaticano).

  3. Zoroastro:
    El juicio final es un cuento de hadas? Somos nosotros, los seres humanos, quienes hemos de crear el paraíso en la tierra?
    Me pensaba que en Apocalipsis, y en toda la Biblia, se habla del juicio final. I también pensaba que el ser humano es mayordomo de la Creación. Quien haga la Tierra Nueva y los nuevos cielos no somos nosotros. Ello se hará realidad cuando la segunda venida de Cristo se haga realidad. Mientras tanto, debemos trabajar en la gran comisión, lo que comporta hacer y actuar en justicia, pero teniendo claro que este estado de cosas será destruido por nuestro Salvador.
    Atentamente

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario!
Please enter your name here